4 fases clave de gestión humana

4 fases clave que al automatizarlas llevarán a las áreas de gestión humana a otro nivel:

1. Atracción: 
Orientar de manera más efectiva la estrategia de comunicación y marca empleadora dará un mejor resultado en la búsqueda del mejor recurso humano.
2. Filtrado de candidatos: 
Disminuye el tiempo de contacto del reclutador con candidatos no potenciales, de tal forma que puede concentrarse en aquellos que verdaderamente se ajustan al perfil deseado.
3. Evaluación: 
Se determinan competencias, talentos, valores, bloqueadores y oportunidades de mejora de cada preseleccionado.
4. Selección del candidato: 
Escoger de manera más asertiva a los mejores talentos.
La nueva realidad que trajo el Covid-19 aceleró la transformación digital en muchas áreas de recursos humanos, es así como, la tecnología se convirtió en el aliado estratégico que les ayudó a asumir con mayor confianza los retos de este inesperado contexto laboral y social.
Sin embargo, con respecto a la vinculación de personal todavía surge la pregunta: ¿Cuál es la mejor manera de seleccionar un candidato de manera confiable y segura, sin descuidar la evaluación de competencias que se requiere para desempeñar un cargo? Y la respuesta es LA AUTOMATIZACIÓN.

¿Cuál es el impacto de la automatización en gestión humana?

Automatizar el proceso de selección es un paso trascendental: simplifica la operatividad al optimizar el flujo de trabajo y uso adecuado de recursos, impulsa la innovación, fomenta el trabajo en equipo, minimiza las tareas repetitivas, agiliza los tiempos de respuesta, facilita el seguimiento de actividades, entre otros; como resultado, menos tiempo operativo y mayor concentración en análisis estratégico con información relevante que facilita tomar decisiones asertivas.
Cerca del 75% de los currículos enviados no corresponden a los requisitos solicitados, lo que retrasa el proceso de selección (puede durar entre 30 a 40 días).
Una herramienta digital reduce el proceso de reclutamiento a 10 días, es decir que el tiempo dedicado a un proceso de preselección se reduce un 67%.
Las empresas con un enfoque integrado y tecnológico para la gestión del talento, tienen un 87% mayor posibilidad de contratar a los que mejor se adaptan.
Maftean (2020) Hr Statistics: Job Search, Hiring & Recruiting Data 2020.

Fases críticas para automatizar

Al hacer una estructura de las fases que conforman todo proceso de selección hay cuatro específicas que demandan más tiempo y recursos, por lo cual la automatización de éstas afecta de forma directa la ejecución exitosa de la totalidad del proceso.
1. Atracción
Construir una base robusta de candidatos es una tarea dispendiosa, se requiere identificar claramente los diferentes y mejores canales en los cuales podemos publicar las ofertas laborales, y, en esta instancia, entra a jugar un rol fundamental un ATS, Applicant Tracking System, que es un sistema de gestión de selección que permite hacer seguimiento automatizado a los candidatos a lo largo de todo el proceso, el objetivo es generar una trazabilidad para simplificar la toma de decisiones.
Estos sistemas, entre sus características clave, deben contar con el servicio multiposting para publicar ofertas de trabajo de manera múltiple y simultánea en: redes sociales, portales de empleo, web, blog, entre otros, lo que permite un mayor alcance de candidatos interesados. Estos canales, gracias a la automatización, se pueden administrar de forma centralizada, encontrando a un solo clic los que tienen mayor nivel de atracción y, así, orientar de manera más efectiva la estrategia de comunicación y marca empleadora siempre en la búsqueda del mejor recurso humano.
2. Filtrado de candidatos
En esta fase, ya contamos con una base amplia de candidatos y es momento de depurarla para que realmente queden aquellos que cumplen con los requisitos deseables y obligatorios de nuestra vacante. Para esta ardua tarea debemos comenzar a filtrar aquellos que han tenido mejores correlaciones con los criterios establecidos, esta fase demanda mucho tiempo y es ahí donde un ATS entra a apoyar nuevamente el proceso.
La inteligencia artificial, a través de chatbots u otra herramienta digital, ayuda a realizar estos filtros. El reclutador es quien estructura las preguntas y estas herramientas replican la información de forma masiva y simultánea a los candidatos, lo que permite construir un embudo personalizado.
El resultado una base de candidatos realmente interesados y que cumplen con los criterios de selección establecidos para ese rol específico.
Se disminuye el tiempo de contacto del reclutador con candidatos no potenciales, de tal forma que puede concentrarse en aquellos que verdaderamente se ajustan al perfil deseado.
Diligencia el formulario y conoce datos relevantes sobre Transformación Digital en Gestión Humana

3. Evaluación
Con la base filtrada, ya podemos continuar nuestro proceso con aquellos candidatos que realmente cumplen con el perfil y se da inicio a la fase de evaluación.
Anteriormente, las organizaciones utilizaban en esta etapa pruebas donde debían utilizar lápiz y papel, inclusive, algunas hoy en día lo siguen haciendo.
En la actualidad la tecnología ha facilitado la migración y actualización de estas pruebas a un escenario digital, por tanto, al contar con un modelo automatizado, el reclutador no sólo recibe respuesta inmediata, una vez el candidato ha terminado de aplicar las pruebas, sino también en línea puede descargar reportes con información relevante como: competencias, inteligencia emocional, valores, bloqueadores, antecedentes, entre otros, es la posibilidad de ver al candidato de una forma integral. Proceso que también se puede automatizar en una plataforma de gestión de selección o ATS.
4. Selección del candidato
En esta última fase, la buena noticia es que al contar con herramientas digitales que automatizan los procesos, podemos afirmar que la selección del candidato se hará de una forma eficiente y ágil, ya que el reclutador cuenta con un informe detallado para que pueda escoger de manera más asertiva a los mejores talentos.
Normalmente, este es un proceso que podría tardar muchos días por el flujo operativo que se requiere desde la atracción hasta la contratación; sin embargo, al automatizar cada fase se optimiza el proceso y la toma de decisión.

Automatizar, una decisión inteligente

La automatización da un verdadero soporte a los equipos de gestión humana y les facilita encontrar de forma ágil, eficiente, segura y confiable a los mejores talentos que se ajusten al perfil deseado y esperado.

Bibliografía

Bonnet, D., & Westerman, G. (21 de Febrero de 2021). Harvard Deusto. Obtenido de https://www-harvard-deusto-com.cvirtual.cesa.edu.co/los-nuevos-elementos-de-la-transformacion-digital

https://www.ticportal.es/. (2020). Obtenido de https://www.ticportal.es/